Hace tiempo yo era un firme defensor de la humanidad, de los humanos y su derecho a equivocarse, aprender y cambiar. Hoy lo sigo siendo, pero…

Os he de hablar de una realidad dimensional de la que nadie quiere hablar, unos por miedo, los más por que forman parte de esa realidad y o no lo saben o no quieren que se sepa.

Cuando nos referimos al conjunto de mujeres y hombres que habitan sobre el planeta tierra nos referimos a el como «humanidad» dando por sentado que todos son humanos… pues No.

La mayoría son espectros, nunca evolucionarán porque no tienen alma, son cascaras vacías cuya unica labor, el unico destino, es poner trabas en la evolución hacia la Consciencia de los que si son humanos.

El símil sería: son los diablos en el infierno encargados de hacer sufrir a los condenados impidiéndoles ver el rostro de Dios, pues solo pueden sentir el dolor que esos diablos les infringen, lo que les impide sentir Amor.

Este planeta es el campo de batalla de una guerra infinita entre el Bien y el Mal. La Consciencia y el Vacío. El Amor y el Egoísmo…

 

Solo tenéis que ser observadores imparciales y neutrales de la realidad que os envuelve y Ver:

Veréis gentes vacías, tristes, desesperanzadas, viviendo vidas ajenas, sin sentido del Yo, gentes sin rostro, encadenados, torturados, cansados, victimas propiciatorias. Gentes que dan vueltas sobre si mismas una y otra vez mientras repiten en voz alta que están en el camino, que son esto o lo otro, que sienten, que perciben… pero solo dan vueltas.

 

Cascarones vacíos, espectros.

 

Estos no-seres tienen una misión que muchos ni tan siquiera conocen: Impedir que puedas abrir los ojos y Ver.

Por eso habrás tenido o encontrado relaciones toxicas, de pareja o no. Gente a la que parece que le debes algo. Gente que te hace sentir frío, a disgusto. Gente a la que mientras hablas y te dicen que si, estas sintiendo que piensan que no. Gente que se pega a ti y no te permite avanzar.

Hace años dentro de las enseñanzas esotéricas se las conocía como vampiros energéticos. Son más que eso. Tienen una conciencia limitada, pero tienen. Aunque no son capaces de prever el resultado de sus acciones, si lo son de entender la diferencia entre el Bien y el Mal y al no elegir eligen.

Algunos, muy pocos, pueden conseguir crecer y transformarse en seres humanos como paso previo a la trascendencia espiritual y la liberación. Por desgracia en cada generación solo son unos cuantos. Pues si los humanos tenemos frenos para ello, los espectros lo tienen mucho peor.

Están, de uno u otro modo, al servicio del Mal. Son su ejercito.

 

Y tu?

 

Continuara…

Saludos, Fidel Gascueña

 

Si alguien se considera perjudicado por alguna de las imágenes que figuran en este blog, por favor mandarme un mensaje, gracias.

Deja un comentario